+6 
"LOB" by Amparin Serrano

"LOB" by Amparin Serrano

Traducido por Jennifer Delgadillo del inglés

La primera parada, durante mi reciente viaje al otro lado de la frontera el 4 de abril, fue el paseo marítimo con vista al Océano Pacífico de la playa de Tijuana. Estaba buscando arte, y estaba buscando paralelismos con la escena creciente de arte Latinx en Indianápolis.

Lo que encontré fue esculturas tres metros de alto, hechas de fibra de vidrio, con forma de corazones. Cada una pintada por un artista diferente, y alineando los arbustos y maceteros a lo largo del paseo marítimo de la playa de Tijuana.

Una de esas veinte esculturas, el "LOB" de Amparin Serrano está pintado con motivos florales, y letras brillantes y coloridas. Contrastando con las nubes grises que cuelgan sobre la playa.

 El rótulo debajo de la escultura dice,"El corazón no encuentra fronteras."

 Sin embargo, no hay forma de ignorar la cerca fronteriza de 20 pies de altura, dividiendo los EE. UU. De México, justo al otro lado del paseo marítimo.

Los postes de acero oxidado de la cerca fronteriza se extienden hasta la playa y penetran 300 pies hacia el Pacífico. Del lado mexicano, puedes caminar y tocarla. Si eres una gaviota, puedes pararte en la parte superior de la cerca o volar de un lado a otro y cruzar la frontera como desees.

+6 
Pájaros en la cerca de la frontera

 Pájaros en la cerca de la frontera

 Si eres artista, incluso podrías pintarla. Eso es exactamente lo que hizo la artista mexicana Ana Teresa Fernández, basada en San Francisco. En el año 2011 comenzó su proyecto "Borrando la frontera" pintando una sección de 12 pies de ancho de la cerca azul celeste. El proyecto se ha expandido a otras ciudades fronterizas.

+6 
section of fence painted by Ana Teresa Fernandez, (photographed in 2015)

Section of fence painted by Ana Teresa Fernandez, (photographed in 2015)

Esta es la misma parte de la frontera que Trump quiere extender desde Las Playas de Tijuana hasta el Golfo de México. De hecho, Trump visitó San Diego el 13 de marzo para inspeccionar prototipos para su muro.

La sección de la cerca fronteriza pintada de azul cielo se ve desde el paseo marítimo de Tijuana. Parece como si pudieras atravesarla. Y ese es el objetivo del proyecto.

 Esta no es mi primera visita a la playa en Tijuana. En noviembre de 2015, vine específicamente a ver la cerca pintada de azul a sugerencia de Daniel Del Real, un residente de Indy. Del Real es un curador independiente que ha comisariado varias exhibiciones en la sede de International Marketplace Coalition en el lado Westside de Indy, un área que ha visto un crecimiento enorme de negocios hispanos en los últimos 15 años.

Esta actividad empresarial no es particularmente sorprendente, tomando en cuenta que la población hispana en Indianápolis aumentó casi un 200 por ciento entre el 2000 y 2013, según newgeography.com.

Del Real también comisarió Herencia: Influencia latinoamericana en el arte, en el Christel DeHaan Fine Arts Center en la Universidad de Indianápolis, que se inauguró en marzo de 2017. Gran parte de las obras de arte en esa exposición tenían un mensaje político o social. Incluyendo "No Seas Concha," una escultura hecha por Del Real de medios mixtos representando una concha de pan dulce mexicano que también funciona como un puff.

Durante la recepción de apertura, el artista de rendimiento Jonathan Angulo se puso encima de la concha pretendiendo estar dormido. "Este rendimiento en particular se trata de romper estereotipo estúpido de que los mexicanos son holgazanes perezosos," me dijo Del Real.

Los corazones pintados a lo largo del paseo marítimo de la playa de Tijuana también tienen mensajes tanto sociales como políticos. Pero el corazón más cercano a la playa, representando dos manos extendiéndose una hacia la otra, sugiere la construcción de un puente y cooperación. Este también es el símbolo que el Teletón usa.

+6 
Teletón heart

Teletón heart

La exhibición de corazones fue patrocinada por la Fundación Teletón, un teletón anual que recauda dinero para centros de rehabilitación infantil en todo México. En marzo, el teletón fue televisado en todo México y en los Estados Unidos, y se llevó a cabo en varios lugares de Tijuana. Nueve de los corazones fueron pintados en el taller de La Caja Galería, que también visité una vez en noviembre de 2015.

(La residente de Indy y ex curadora del Museo de Arte de Indianápolis Sarah Green también visitó Tijuana como parte de su serie digital de PBS The Art Assignment en el 2016)

Después de mi visita a la playa y un desayuno de tamales y coca cola en un café al borde de la carretera, tome un Uber a La Caja.

Cuando llegué a la galería, que se encuentra lejos de los sitios turísticos en una zona residencial e industrial, la puerta de entrada estaba abierta. Había una clase de pintura con alrededor de 30 estudiantesen la planta baja.

Uno de los empleados me llevó al segundo piso, que funciona como una galería comercial. El director de La Caja, Arturo Rodríguez, me encontró allí.

Rodríguez, vestido con un chaleco, camisa y jeans, parecía apurado, como si lo hubiera agarrado en medio de varios proyectos. Pero tuvo la gentileza de ofrecerme un sofá donde sentarme, dentro de una galería de paredes blancas y me ofreció té.

+6 
Arturo Rodriguez in La Caja

Arturo Rodriguez en La Caja

Le pregunté sobre los corazones en la playa, y me contó un poco más sobre el proyecto al cual fue invitado a participar por el Teletón. 

“Pues lo que hicieron fue invitar a 20 artistas", me dijo Rodríguez. De esos 20 artistas, 10 son de la Ciudad de México; 10 son de Tijuana o de Baja California. "La razón de este proyecto en particular, es como dar una bofetada pequeña a Donald Trump. En lugar de construir muros, estamos poniendo corazones cerca del muro."

La facilitación de este proyecto es solo una de las numerosas actividades en las que participa La Caja. Al igual que Big Car en Indianápolis, una organización sin fines de lucro que mantiene un espacio de arte y comunidad multiservicio en Garfield Park, La Caja involucra a su comunidad local a través de exhibiciones y programación innovadora.

La Caja tiene programas académicos que van desde la historia del arte mexicano hasta la pintura, la fotografía y la teoría del color, y está en proceso de ampliar sus instalaciones. Ahora hay cursos de cerámica, actuación y videografía. Una de las iniciativas más recientes de La Caja es aventurarse en construir lugares (‘placemaking’), a lo largo de un tramo que corre en la Avenida Ferrocarril, una vía sin distinción cerca de La Caja. El nombre de la iniciativa es Intervenciones Urbanas.

Rodríguez está aceptando propuestas de residentes de Tijuana para instalar arte en los eucaliptos a lo largo de la avenida. La ciudad de Tijuana también está involucrada en este proyecto. Trabajando en cooperación con La Caja, se crearán veredas más amigables para los peatones junto a la vía. También se están aceptando propuestas para las bancas a lo largo de la vereda.

"Notamos que mucha gente no está familiarizada con el arte de Tijuana," dijo Rodríguez. "Gente de los Estados Unidos o Asia, están más familiarizados con lo que está sucediendo en Tijuana que las personas que viven en Tijuana. Esa es una de las razones por las que se creó Intervenciones Urbanas. "

Para este proyecto, Rodríguez está reclutando no solo la ayuda de ciudadanos y artistas de Tijuana, sino también al alcalde y el municipio de Tijuana.

Terminamos nuestro té. Luego, Rodríguez me mostró algunos de los estudios donde se realizan clases de actuación y algunos de los nuevos salones y estudios que se están construyendo. Antes de marcharme, le pedí sugerencias sobre dónde comer antes de regresar a la frontera.

Recomendó a Telefónica Gastronómico, un parque de camiones de comida.

+6 
Telefónica Gastronómico

Telefónica Gastronómico

Mi taxista batalló en encontrar Telefónica, pero el largo viaje valió la pena. En el patio del parque gastronómico había mesas rodeadas de camiones vendiendo desde fideos regionales mexicanos hasta fideos japoneses, y también una taberna al aire libre. Pedí un plato de enchiladas con salsa de mole de un camión llamado Carmelita y las disfrute con una cerveza oscura artesanal de Mercado Negro.

 Sucede que La Carmelita fue mencionada en el segmento “Lo mejor de Tijuana” en la revista San Diego Magazine de agosto 2017. Es solo un ejemplo de la buena prensa la escena vibrante cultural de Tijuana ha recibido en los medios de los EE. UU. Sin embargo, tales desarrollos–en la ciudad más occidental de América Latina–no son tan conocidos como creo que deberían ser.

 La escena culinaria, la escena artística floreciente  y las organizaciones sin fines de lucro emergentes son tan parte de Tijuana como los burdeles, los cárteles de la droga y los burros pintados como zebras.

Sin embargo, lo que me hace regresar a Tijuana no es solo la comida o el arte. Es también mi admiración por la construcción de puentes–el uso de arte como material de construcción–lo que Rodríguez y sus amigos están haciendo.

+6 
El arco de Tijuana

El arco de Tijuana

 

 

0
0
0
0
0

Dan Grossman is NUVO's arts editor.

Recommended for you