Viva Lafayette Road: Estrellas de musica Latina en Indy's Westside 

click to enlarge Lalo Mora - ARTUR SILVA
  • Lalo Mora
  • Artur Silva

(Leer en Ingl├ęs)

En una noche de abril, hacía mucho frío en Indianápolis. Sin embargo, dentro de la discoteca, hacía calor en extremo. El aire estaba sofocante y lleno de sudor de miles de cuerpos. Me moví con dificultad y luché por encontrar un propio sitio.

Todos nosotros estábamos allí para ver la estrella principal. Con un catálogo de música de cuarenta años, tenían el estatus de leyendas. Establecieron una carrera cantando las canciones que celebran las hazañas de bandidos y anti-héroes. Construyeron su reputación con música contra el poder corrosivo de propaganda política estadounidense. Por sus canciones, habían cuestionado el concepto o el significado de ser americano.

Estaba a puntas de pie y estiré el cuello para ver todo el lugar, la muchedumbre me sorprendió con tantas personas en todas partes. Sabía que el grupo tenía muchos seguidores ocultos en Indianápolis, pero nunca creería que hubiera tantos. A pesar de su popularidad, recibieron poca atención por la prensa local. El concierto estaba vendido por completo y por eso, una cola de fanáticos ansiosos se quedó afuera sin entrada.

¿De quién hablaba? ¿Un programa de reunión por El Clash, posiblemente Fugazi, o quizás Black Flag? Ni cerca.

El grupo misterioso es Los Tigres del Norte, los iconos con acordeón del tipo de música norteño de México. Y la discoteca es El Venue. Estaba en una plaza comercial anónima en Lafayette Road. Se encuentra El Venue en un edificio grande que era anteriormente Value City.

Se puede encontrar esta muchedumbre de fanáticos de música cada semana en Lafayette Road, donde una variedad de sitios ha transformado esta zona en lo que se puede llamar 'la capital de música en vivo' en Indianapolis.

Para la mayoría de los residentes de Indianápolis, la zona de Lafayette Square es conocida por uno de dos razones. Algunos lo asocian con la recesión económica en que muchas tiendas se cerraban y que dejaban un camino de escaparates vacantes. Otros piensan que la miríada de comedores internacionales y supermercados multiculturales le ha ganado el título "mercado internacional."

Pero, pocos Hoosiers se dan cuenta de que esta zona no cobra vida hasta el anochecer, ni la cerrada de todas las tiendas. En esta hora, los estacionamientos se hacen océanos de carros por tantos fanáticos de música latina que vienen de todas partes del centro de Indiana. Llegan a Lafayette Road para ver los espectáculos de unas de las estrellas más conocidas en música internacional. También, los camiones llegan a vender los tacos. Y esta alegría y la energía cinética que acompañan los conciertos con entradas agotadas, no se acaba hasta las altas horas de la madrugada.

click to enlarge Chispas - TED SOMERVILLE
  • Chispas
  • Ted Somerville

Chispas

Uno de los destinos más importantes para ver música en vivo en Lafayette Road es la discoteca Chispas. Está en una plaza comercial enfrente del centro comercial de Lafayette Square, Chispas ha establecido un estándar nuevo para las discotecas del oeste de Indianápolis con sus métodos de atraer una rotación constante del talento más fuerte en la música latina.

"Traemos todo tipo de música a Chispas: hip-hop y rock en español, bachata, salsa, cumbia, todo lo que es latino," el dueño y jefe de Chispas, Miguel Cárdenas, me dice cuando hablamos por teléfono. "Siempre tratamos de presentar la música que la gente escucha en el momento. Entonces, si los grupos de banda son populares con la gente, invitamos a las bandas.

La discoteca ha presentado los conciertos por un narcocorrido famoso - Gerardo Ortiz, los iconos de norteño – Los Tucanes de Tijuana, unos pioneros de banda – La Arrolladora Banda el Limón, y docenas de otras estrellas de la escena regional de México. Además, Chispas ha presentado una variedad de música, desde los cantantes de rap a los de heavy metal y el sonido tribal de EDM mexicano (música electrónica de baile).

"Me importa mucho atraer a los espectáculos mexicanos," dice Cárdenas. "La gente viene con emoción para verlos. Quizás en México allí los vieron por ultima vez o quizás nunca tuvieron la oportunidad y no podrán verlos allá por falta de documentación legal. Entonces, ésta es una manera de reconectar con la cultura para unos y por la música podemos llevar a la gente a su ciudad natal."

Cárdenas ha estado viviendo en Indiana por casi 20 años, después de mudarse aquí de Los Ángeles.

"Vivía en Logansport cuando llegué. Fui supervisor para una compañía que se llama Tyson Foods por ocho años," dice él. "Entonces, me mudé a Frankfort y compré una casa allí. En Frankfort, fui gerente de equipos de fútbol y también organicé eventos. Por eso, me involucré en la música. Después, decidí venir a Indianápolis y ver lo que podría hacer aquí."

"Hace tres años que abrió Chispas y hemos organizado eventos en vivo por dos años," Cárdenas reclamó. "Empezamos a llamar la atención de más y más cantantes, y cada vez, tratamos de hacerlo más grande y mejor.

Entonces, ¿hay un límite del tamaño en el que puede crecer Chispas?

"No he pensado mucho en esto," él dice, con poca incertidumbre. "Es difícil ser dueño de una operación de esta clase. Es difícil en términos de las finanzas. La renta es cara. Todo es caro. Necesitaría tener por lo menos dos eventos cada mes para sobrevivir. Uno no se dedica a este tipo de negocio para ganar dinero, porque hay tanta competencia. Hay mucha competencia."

El DJ de Chispas y Radio Latina, la personalidad de Vicente Mix, está de acuerdo con la evaluación de Cárdenas. Mix vino a Indianápolis en el 2003, después de empezar su carrera en México. Me dijo que en una buena noche, 2.000 personas vienen a Chispas. Sin embargo, con la tarifa alta de los grupos y cantantes que contratan es difícil sacar provecho.

"Típicamente, trabajamos con grupos que nos cobran $60.000," dice Mix. También, menciona que tiene dificultad con la competencia de instalaciones más grandes como El Venue, las que pueden pagar hasta $300.000 cada noche.

click to enlarge Los Tigres De Norte - ARTUR SILVA
  • Los Tigres De Norte
  • Artur Silva

"Somos más americanos"

Había más de 5.000 personas en el concierto de Los Tigres del Norte en El Venue en abril. El tamaño del público en El Venue fue particularmente grande esa noche, y su entusiasmo también fue muy alto.

Los Tigres son amados por sus canciones que celebran la clase trabajadora en México. El público en El Venue respondió con mucha emoción y con aprobación a canciones como "Somos más americanos," después de reconocer las primeras notas. Aquí hay unas letras:

Ya me gritaron mil veces que me regrese

A mi tierra por que aqui no quepo yo,

Quiero recordarle al gringo yo no

Cruce la frontera la frontera me cruzo.

America nacio libre el hombre la dividio

Ellos pintaron la raya para que yo la

Brincara y me llaman invasor.

Es un error bien marcado nos quitaron

Ocho estados quien es aqui el invasor.

Soy extranjero en mi tierra y no vengo

A darles guerra soy hombre trabajador.

"Mientras alguna música que oyes en el oeste está basada en la tradición de un cuento amoroso, pienso que es importante notar que también hay un sentido fuerte de la justicia social," me dice una artista local, Amber Martínez. Martínez es miembra de Meztli Cultural y también sirve como directora del Baile Folclórico de Anderson. "Mucha de esta música nació de una tradición oral. Originalmente, era más como poesía musical. Era una manera de compartir mensajes de la propaganda política, opresión, y eventos históricos."

Mientras los proyectos basados en la música folclórica de Martínez no vienen a las discotecas con regularidad, ella y su esposo Esteban, son fanáticos de la escena. Hace 5 años que vinieron a Indianápolis.

"Empezamos Meztil-Cultural de Indianápolis para promover el arte folclórico mexicano y para preservar tradiciones y costumbres culturales, incluso la música," me dice. Notaré aquí que Martínez tiene un conocimiento impresionante de la historia musical de las regiones distintas de México.

Pregunto si Martínez piensa que las discotecas de Lafayette Road ofrecen una muestra representativa de los estilos diferentes de música de América Latina.

"Va en ciclos. La música banda y corrido se tocan con más frecuencia. Sin embargo, también hay una tendencia fuerte de reggaetón y salsa. En mi opinión, el único género que no recibe mucha atención es cumbia. La cumbia tiene una historia muy interesante de mezclar las culturas indígenas y africanas. Pienso que con la popularidad de cumbia, es un poco sorprendente que no sea una parte más prevalente en la escena de las discotecas."

Está de acuerdo con los comentarios de Cárdenas en cuanto a la importancia de una conexión con las patrias de las comunidades inmigrantes de Indianápolis.

"Lo que pasa con las generaciones menores, los quienes están nacidos y crecidos aquí, es que viven un estilo de vida doble," dice Martínez. "Tienen tanto interés en las estrellas estadounidenses como los artistas de la escena de América Latina. Pienso que esta escena musical (de Lafayette Road) les da un sentimiento de identidad. Los deja seguir conectados con sus raíces."

Es un sentimiento que oigo mucho, incluso la fanática local, Cynthia Pérez. Por varios años, Pérez fue un talento para Radio Latina, y su padre fue gerente del club El Volkan en el oeste de Washington Street, que ahora ha cerrado.

"Lo que he notado en mi familia de primos y tíos, es que cuando vivían en México, no podían solventar las entradas de sus bandas favoritas," dice ella. "Ahora, pueden verlas y es muy emocionante para ellos a ver las bandas de su juventud. Les recuerda de su hogar y de memorias pasadas."

Pérez piensa que estos espectáculos con tanto éxito podrían ser un puente entre la comunidad de los de América Latina y otras comunidades en Indianápolis.

"Ahora mismo, no se puede ver mucha diversidad en el público," dice ella. "Pero, si alguien disfruta escuchar la música de otras culturas, pienso que vale la pena considerar estos conciertos, aprender de la música, y disfrutar una experiencia afuera de lo que se está acostumbrando.

Y, por seguro, los dueños dicen que todos los fanáticos de música son bienvenidos a las discotecas.

"Todos son bienvenidos en Chispas, no importa la etnicidad ni la raza," dice Cárdenas. "Muchas veces habrá gente blanca y afroamericanos en los espectáculos. Es para que disfruten de la música. Tratamos bien a todos."

click to enlarge 3Ball MTY - ARTUR SILVA
  • 3Ball MTY
  • Artur Silva

El futuro: un análisis

Hay mucha gente que retuerce las manos con angustia o temor ante la posibilidad de encontrar una solución para los problemas percibidos en la zona de Lafayette Square. Sin embargo, mientras los oficiales de la ciudad y los administradores de arte tratan de determinar unas respuestas para esta región de la ciudad, la población inmigrante en Indianápolis está logrando resolver los problemas con sus propias condiciones.

En mi opinión, el desarrollo de la escena musical en Lafayette Road durante los últimos años es el paso final para fundar en el barrio una reputación como el distrito cultural más establecido de la ciudad. Es la hora en que debemos dejar de hacer referencia a la región 'en crisis.' Al contrario, debemos considerar la manera en que podemos ayudar y dar poder a la visión creativa de los empresarios inmigrantes.

Con sus paisaje infinito de concreto gris, es obvio que Lafayette Road no es una vista bonita. Pero lo que no tiene en la fauna y flora, lo muestra en otra forma. Particularmente, se puede ver en las sonrisas cariñosas y el ambiente de alegría que se comparte libremente en las celebraciones musicales del vecindario.

Desde Washington Street a Lafayette Road, los inmigrantes de América Latina han podido sacar adelante uno de las renovaciones más impresionantes de la ciudad que he notado en mi vida. ¡Imagínense lo que podrían hacer con el apoyo total de la ciudad!

Al finalizar la entrevista con Cynthia Pérez, ella mencionó que había viajado a Chicago en el 2012 para ver a Vicente Fernández, un cantante mexicano de música ranchera, en el Allstate Arena. Le pregunté a Pérez si creía que existiera algún día en que los fanáticos de música latina en Indianápolis pudieran vender en completo una instalación como Lucas Oil Stadium. Pérez, con una sonrisa y ojos iluminados, se rió. "Ojala viviré por tanto tiempo para verlo."

Pienso que es importante compartir con los lectores la dificultad que encontré en el proceso de obtener entrevistas para este artículo. Muchos de los latinos en el mundo musical con quienes he hablado, estaban furiosos con la imagen de su cultura creada por los medios americanos (en inglés). Estaban sospechosos de mi motivo, y por eso, con anticipación quisieron hablar y compartir su percepción. Es un comentario triste sobre el estado de las relaciones raciales en nuestra ciudad, en que existe un calzo profundo de sospecha entre las dos comunidades. Hay que mostrar respeto a la cantidad enorme de contribuciones en la escena de arte en nuestra ciudad por los latinos. Y, espero que con esta historia empecemos a romper las fronteras de desconfianza que nos han dividido por tanto tiempo. n

Un agradecimiento especial a Gerardo Ruiz Tovar, Arturo Silva, Claudia Belén López, DJ Vicente Mix y Ted Somerville, Pedro Lara.

Comments

Readers also liked…

Around the Web

This Week's Flyers

Today's Best Bets | All of today's events

Around the Web

All contents copyright © 2016 NUVO Inc.
3951 N. Meridian St., Suite 200, Indianapolis, IN 46208
Website powered by Foundation